La alta vulnerabilidad ante desastres en que vive la población es contrarrestada con la organización y capacitación de comisiones comunales de protección civil, la coordinación con las comisiones municipales y el apoyo a las familias afectadas por desastres, contribuyendo al alivio, la rehabilitación y la reconstrucción.