Asociación Nuevo Amanecer de El Salvador (ANADES) surgió en 1986 como un gran sueño motivado por los valores del Evangelio, en el seno de un movimiento de mujeres pertenecientes a las comunidades cristianas de Zacamil y sus alrededores, quienes comprometidas desde la fe, por el amor de madres y el dolor que les causó la muerte de sus hijos(as) y familiares asesinados durante la guerra civil en El Salvador…

…se dispusieron a asumir el reto histórico de transformar el dolor y la tristeza en fuerza y esperanza, para trabajar a favor del más sagrado de los derecho “la vida”; en este caso la vida de las personas más vulnerable de este país, los(as) niños(as) huérfanos a causa de la represión.

Fortalecidas con el testimonio y mensaje de nuestros héroes y mártires, sus ideales eran llevar a la práctica el valor del amor y el servicio al prójimo y continuar a través de la Asociación trabajando con las comunidades, potenciando el desarrollo a través de la organización y de la vivencia de valores humanos y cristianos, que permitieran la expansión de la experiencia comunitaria comprometida con el pueblo y la utopía de aportar en la construcción de una sociedad distinta, sin injusticia social, sin desigualdad, donde el pan de cada día, la salud y la educación no le faltara a nadie.

La Asociación Nuevo Amanecer de El Salvador tuvo a la base de su origen la fuerza de los valores que las inspiraron y nació legalmente conformada con una asamblea de 15 miembros(as) fundadores, con el propósito antes mencionado y además por la necesidad de darle legalidad al primero de sus proyectos “Casa Hogar para niños(as) huérfanos”, hoy conocido como “Centro Hogar de Proyección Comunitaria Alfonso Acevedo”. Formó su primera junta directiva el día 6 de abril de 1990, asentando su primera acta de constitución en esa misma fecha. Fue inscrita y reconocida legalmente por el Ministerio del Interior, el día 13 de julio de 1990, con las siglas ANAES (las cuales pasaron a ser ANADES en 1994).

Al inicio de 1990, ANADES abrió las puertas al primer grupo de 33 niños y niñas, en la casa de una gran mujer salvadoreña solidaria con las comunidades cristianas, llamada Carmen Broz, quien dirigía y atendía junto a 3 educadoras a este grupo, mientras la construcción de la infraestructura del Centro Hogar se terminaba, de la que se colocó la primera piedra el día 22 de junio 1991.

El programa de educación inició en sus actuales instalaciones el día 13 de julio de 1990; sucesivamente se aperturó el funcionamiento de sus otros programas como el de salud, que comenzó dando atenciones a los niños y niñas del Centro Hogar “Alfonso Acevedo”, al mismo tiempo atendiendo pacientes de las comunidades, también desarrollando la atención primaria en salud (APS). Con este último componente dio origen al Programa de Desarrollo Comunitario, PDI, hoy denominado Programa de Desarrollo Integral Comunitario (PDIC). Posteriormente se inició el funcionamiento de los talleres vocacionales para jóvenes.

Que esta piedra sea símbolo, de la esperanza en la construcción del Reino de Dios
– colocación de la primera piedra para la
construcción de la infraestructura de ANADES